Los plásticos y las aves marinas

Los plásticos y las aves marinas llevan juntos desde los años setenta, cuando se registró por primera vez su presencia en el estómago de estos animales. Diez años más tarde, otro estudio aseguraba que el 90% de estas aves tenía restos de este material en su organismo.

Treinta años después, la situación, lejos de mejorar, ha ido a peor. En efecto, los fulmares, aves pelágicas por excelencia, eliminan el 75% del plástico por excreción, pero lo vuelven a ingerir una y otra vez al alimentarse.

Un estudio muy reciente publicado en Frontiers demuestra que el plástico desprende hasta 15 sustancias químicas, como plastificantes, antioxidantes, conservantes y un largo etcétera, en el mismo estómago de estas aves marinas. Otro estudio, publicado en Current Biology a principios de este año 2020, demostró que esas sustancias se desplazan a los órganos y tejidos.

Los plásticos tardan unos meses, e incluso un año, en salir del organismo del ave marina, siempre que no ingiera más cantidad. Pero hay una cosa clara: estos animales siempre tienen plástico, como afirma Susanne Kühn, investigadora del último estudio.

 

Un fulmar norteño volando.

Fulmar boreal (Fulmarus glacialis). Esta ave marina sigue a los barcos pesqueros para alimentarse de sus desechos. Fotografia de J. A. Van Franeker.

 

Un fulmar septentrional masticando un fragmento de plástico blanco en el mar.

Fulmar norteño masticando plástico en el mar, a la vista de otro individuo. Fotografía de Susanne Kühn.

 

Para más información sobre el estudio: https://elpais.com/ciencia/2020-08-19/los-plasticos-dejan-hasta-15-sustancias-quimicas-en-el-estomago-de-las-aves-marinas.html

Deja una respuesta