Ya no llegan tantas aves invernantes a España

Ya no llegan tantas aves invernantes a España debido a unos inviernos templados en el norte de Europa, entre otros factores. Las migraciones de las aves que atraviesan la península Ibérica están cambiando en tiempo y forma, acortando distancias y alargando estancias, adelantando la partida y retrasando la vuelta a las zonas de reproducción.

El cambio climático está afectando a sus condiciones de vida y no necesitan volar tanto. En efecto, según José Luis Tellería, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, «hay muchos procesos que apoyan la idea de que el cambio climático está modificando la conducta migratoria de las aves», además de es un cambio generalizado en el hemisferio Norte, que se aprecia tanto en Eurasia como en Norteamérica.

El caso del ánsar común (Anser anser) es paradigmático: su población ha aumentado de forma sostenida en Europa, pero las zonas de invernada tradicionales reciben cada vez cifras más bajas de migrantes porque se ha producido una redistribución, un reagrupamiento hacia el Norte. «Si en los años ochenta del siglo pasado la mayoría de la población invernaba en la península Ibérica, en los noventa el centro de la invernada se desplazó a Francia y Bélgica y, en este siglo, se ha situado en Dinamarca y Países Bajos», comenta Tellería.

El ánsar común, un ave invernante cada vez más escasa en España./ Luís Mario Arce.
Macho reproductor de aguja colinegra (Limosa limosa), un limícola que visita los arrozales antes que los humedales naturales, debido a algunos factores en su migración. / Erik Bangjord.

Para ampliar la información: https://www.laopinioncoruna.es/ideas/cambio-climatico/aves-viajeras-cerca-casa.html

Deja una respuesta